Los dioses deben estar locos

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

http://miradacritica.es/

Hemos pasado de un 2007 de júbilo en casi todos los terrenos, a un 2008 de desaceleración profunda, y solo en unos meses, aunque ya desde el verano pasado se veía problemas con los EEUU, y como en la película que encabeza este artículo, todavía caen del cielo botes de Coca Cola. Aunque también parece que hay datos que indican que han tocado fondo. No lo sé. A ver si es verdad y el dólar sube un poco, porque al precio que está no vendemos ni una caja de lápices. Pero hay dudas más cercanas ¿tendrán razones los agoreros de Expansión para pensar que el BCE va a aumentar los tipos? No son ellos los únicos que lo rumorean, pero lo sacan a toda plana. Sobre todo para nosotros, con las hipotecas, supondría un golpe añadido. Pero no parece que haya nada que lo justifique. El IPC no está bajo, en España al 4,2%, pero hay un diferencial con Europa de un punto porcentual. Los salarios están comedidos. No parece que haya motivos para una subida de la inflación, por supuesto tampoco para una bajada al 2%, como quiere el BCE. Pero cualquiera sabe, los dioses del capital están locos, y querámoslo o no, es con lo que vivimos.

http://miradacritica.es/

Yo pretendía escribir, de hecho había escrito, un artículo sobre si es buena opción hipotecarse en estos momentos, pero me he arrepentido, porque no sé si los dioses están locos, pero el capital sí. Y no pudiendo prever qué va a ocurrir mañana no me atrevo a juzgar por lo que ocurre hoy. 

Leía hace unos días a un catedrático de economía que había dejado de escribir en Expansión por que su propietaria, Unidad Editorial, que también lo es del diario El Mundo o el Marca entre otros, mientras que en un pasado no había intervenido en los contenidos, ahora sí lo hacía, con un planteamiento agorero de la situación económica. Este economista tiene un blog que no he logrado encontrar por que no sé donde leí sus declaraciones. Y es que hay medios que pretenden fomentar la alarma social y acusar al ejecutivo de falta de medidas, es una utilización política de la economía que no conduce a nada bueno. 

Y si esto es así, y a mi entender sí lo es, resulta no un ataque al gobierno, sino a toda la sociedad, porque lo más grave de una desaceleración o una crisis, es el pánico, que fomenta que se restrinja el gasto y por tanto todos los sectores productivos salen mal parados por la escasez de ventas, con la consiguiente rueda de más paro - menos poder adquisitivo - menos producción. 

En cualquier caso, estamos en una situación difícil de comprender. Por eso se pueden leer en el mismo día declaraciones de expertos que estimulan el optimismo y otras que nos meten en un pozo. En el caso de España la situación no es de crisis, de momento no es alarmante casi en ningún sentido, pero nos la están vendiendo como tal. Analicemos un momento. 

  . Alza del petróleo. Es una realidad incuestionable, que debe de estar enriqueciendo a algunas personas. Por que se achaca a escasez en la producción, pero según publicaba ayer El País, Abdulah al Badri, secretario general de la OPEP , ha dicho que no puede hacer nada para bajar los precios, que están "locos", y que aunque produjesen más no pararían las subidas porque, según él, no hay escasez, lo que hay son tensiones geopolíticas, especulación y dólar débil. Y hay quienes piensan que puede llegar hasta los 200$ el barril, hoy está a 135$, yo también diría que están locos, pero si hace un año me hubiesen dicho que 12 meses después el barril costaría el doble, que es lo que ocurre, también les habría tomado como tales, así que mejor me callo. A España le afecta, como a todo el mundo, aunque estando el dólar tan bajo la factura energética disminuye, pero a los usuarios, a las empresas, a las aeronaúticas, claro que les perjudica. 

  . Precios de los alimentos. La crisis mundial de alimentos, sobre todo de cereales y lo que conlleva en ganadería, es otro de los problemas. Pero es un problema en parte artificial en nuestro país. En septiembre del año pasado había unas diferencias de precios de origen a precios del mercado de hasta un 1.000% (zanahorias), y una media de un 400% en carnes y verduras. No obstante, según los datos que he recopilado del Ministerio de Agricultura, en estos momentos prácticamente todos los alimentos están a la baja, distinto es que se note en la cesta de la compra, porque suele difuminarse en beneficios entre los intermediarios, pero por lo menos, no deben de subir, lo que da un respiro al IPC. 

  . Crisis financiera o de confianza. En España no tenemos ninguna crisis financiera, de hecho somos probablemente el país con las instituciones financieras más saneadas. La invasión de las sub-prime de EEUU prácticamente no nos ha afectado, por lo que ahora se sabe, hay mucho todavía por salir a flote y no se puede asegurar nada, pero el Banco de España fue muy restrictivo. Sería interesante contar, para quien no lo sepa, por qué ha ocurrido este tema y cómo ha afectado, pero no me parece el momento, solo decir que la avaricia rompió el saco. También sería interesante contar qué es Basilea (aparte de una ciudad) y cómo la banca española está actualizándose para seguir sus criterios, algunos de ellos con el Basilea 2, lo que me parece muy importante en relación al ranking de las entidades españolas. En cambio hay países, aparte de EEUU que está claro, como Gran Bretaña o Francia u otros, que sí se han encontrado con dificultades con las hipotecas basura, y todo el sector tiene una desconfianza enorme, que poco a poco se irá diluyendo. Pero esa desconfianza hace subir el Euribor, y por lo tanto, las hipotecas. Por ahora la morosidad es muy baja, mucho menos que en Europa, pero tiende a subir, aunque no será un peligro. Salvo para los morosos, claro. 

  . La bolsa. Si alguien está mal de la cabeza, este es un ejemplo. He probado a perder el tiempo anotando los consejos de media docena de expertos en inversión sobre los valores aconsejados, y lo primero es que no coinciden entre ellos, cada uno hace una estimación de empresas distintas, y además, no aciertan. En algún caso sí, pero con el abanico que abren entre todos, es difícil fallar en todos los casos. De todas formas, tras el bajón de primeros de año, las acciones se mantienen e incluso van levantando. El IBEX 35, el índice de las mayores empresas, ha seguido más o menos como el resto de los valores, desde marzo ha empezado a remontar. Pero todo el mercado un día sube para bajar al siguiente, aunque la curva va ascendiendo. 

  . La vivienda y el empleo. En este capítulo los dioses no están locos, están arruinados. Y ahora sí que podemos hablar de crisis. Y de nuevo, de avaricia. Por la construcción masiva pensando en que los inversores iban a absorber lo que el mercado español no necesitaba y construyendo al doble o más de lo necesario. Ahora, con la recesión internacional, se encuentran con 700.000 viviendas a la venta y sin compradores, porque el Euribor está muy alto, al 5%; porque los bancos no dan un crédito salvo que lo vean muy claro, por temor a la morosidad, sin tener en cuenta que el adquiriente tiene que desembolsar una buena cantidad con independencia de la hipoteca; y por que los compradores, en épocas de vacas flacas, se retraen. Y afecta a la construcción, pero también a todas las empresas anexas, lo que ha propiciado la quiebra de las pequeñas y veremos cómo sigue, porque aún se está trabajando en las iniciadas el año anterior, pero cuando se acaben y no se vendan, muchas lo van a pasar muy mal o van a cerrar. Con el consiguiente aumento de desempleo. Los empresarios de la construcción han contratado barato aprovechando la gran inmigración y sus necesidades de trabajo, hundiendo de paso los sueldos del sector. Según dicen ya han bajado los precios en un 15%, bueno, habría que verlo. El Estado tiene planes de formación para que todos estos miles de trabajadores puedan incorporarse a otros sectores, pero lo cierto es que en este momento no hay ninguno lo suficientemente boyante. Se sigue creando empleo, por ahora la economía española va respondiendo y el PIB sube, aunque menos, pero es insuficiente para tanto paro. Ahora las constructoras piden ayuda al Estado, y hay medidas económicas del gobierno, y hay construcción de VPO, pero ni parecido a lo que se necesita. El sector tiene que salir por sí mismo y regularizarse. Va a significar mucho cuando ha estado empujando buena parte de la economía nacional, pero ahora las apuestas deben de ser distintas, no hay margen de maniobra en este terreno. 

Como decía al principio, según mi entender hay muchas dudas. Hemos pasado de un 2007 de júbilo en casi todos los terrenos, a un 2008 de desaceleración profunda, y solo en unos meses, aunque ya desde el verano pasado se veía problemas con los EEUU, y como en la película que encabeza este artículo, todavía caen del cielo botes de Coca Cola. Aunque también parece que hay datos que indican que han tocado fondo. No lo sé. A ver si es verdad y el dólar sube un poco, porque al precio que está no vendemos ni una caja de lápices. Pero hay dudas más cercanas ¿tendrán razones los agoreros de Expansión para pensar que el BCE va a aumentar los tipos? No son ellos los únicos que lo rumorean, pero lo sacan a toda plana. Sobre todo para nosotros, con las hipotecas, supondría un golpe añadido. Pero no parece que haya nada que lo justifique. El IPC no está bajo, en España al 4,2%, pero hay un diferencial con Europa de un punto porcentual. Los salarios están comedidos. No parece que haya motivos para una subida de la inflación, por supuesto tampoco para una bajada al 2%, como quiere el BCE. Pero cualquiera sabe, los dioses del capital están locos, y querámoslo o no, es con lo que vivimos. 

Un saludo

JLF

Add comment

Security code
Refresh